Miercoles, 22 de febrero de 2017

Fecha:17/02/2017 Seccion:Judicial Tipo medio de comunicación: Internet

Notice: A session had already been started - ignoring session_start() in /var/www/monitoreo.csj.gob.sv/paginas/viewNew.php on line 37

Cinco años de prisión a jefe del Batallón Presidencial por fraude procesal





Observaciones:
El juez de Sentencia de Santa Tecla, ordenó que el capitán Lisandro Chávez Vigil purgue su condena en un centro penal.

El juez de Sentencia de Santa Tecla declaró culpable al jefe del Batallón Presidencial Lisandro Chávez Vigil, de cometer delito de fraude procesal y el impuso una condena de cinco años de prisión, que tendrá que cumplir en un centro penal.

El veredicto fue dado a conocer en horas de la noche de este jueves, luego que en el transcurso del día se desarrollara el juicio contra el imputado, quien el primero de mayo del 2016 ordenó el retiro de una camioneta de Casa Presidencial, que en accidente de tránsito mató al motociclista Mario Alberto García.

El hecho fue sobre la carretera que del Puerto de La Libertad conduce a San Salvador, en los momentos que en el automotor era conducido un pariente del presidente de la República.

Durante el juicio desfilaron muchas pruebas de cargo y descargo, pero fue el relato de los policías que llegaron a custodiar la escena, que pesó para que el juez emitiera un veredicto condenatorio.

La defensa de Chávez Vigil detalló que el automotor fue movido del lugar porque tenía un desperfecto mecánico y que esa habría sido la causa que originó el accidente de tránsito, aunque el oficial que estaba en el banquillo de los acusados dijo haber recibido una orden superior.

Ante los expresado por el jefe del Batallón Presidencial, uno de los fiscales asignados al caso alegó que no era válido que el capitán llegue al tribunal a decir que solo siguió una orden superior, "aquí hemos visto como los testigos de descargo se han contradicho entre ellos... ya no estamos en el tiempo que los militares hacen lo que quieren".

Al momento de la lectura de la sentencia, el juez resaltó que el militar actuó de forma prepotente con el resto de las autoridades y que se expresó de forma despectiva al referirse a los agentes de la Policía Nacional Civil, al referirse a ellos como "policitas", "esa fue una clara muestra de irrespeto y de desprecio a los agentes de la PNC".

"Le creo a los señores testigos de la PNC, que debieron pedir apoyo para tratar de detener la acción que realizaba el capitán y que él tiene una conducta prepotente", manifestó el juez, que luego de expresar esas palabras dijo que lo sentenciaba a cinco años de prisión y que esa condena la tendría que cumplir en un centro penal.

MULTIMEDIA